Estructura de un Sitio Web


Plantear un estructura web adecuada es muy importante en el proceso de desarrollo web. A primera vista, puede parecer que la estructura web no tiene importancia. 

Sin embargo, un diseño mal planteado, puede provocar que tus clientes abandonen la página sin mirar atrás, porque no encuentran lo que buscan. Descubre cómo organizar una página web que garantice la mejor experiencia de usuario posible.

Cómo hacer un mapa para tu sitio

Plantear un estructura web adecuada es muy importante en el proceso de desarrollo web. A primera vista, puede parecer que la estructura web no tiene importancia. 

Sin embargo, un diseño mal planteado, puede provocar que tus clientes abandonen la página sin mirar atrás, porque no encuentran lo que buscan. Descubre cómo organizar una página web que garantice la mejor experiencia de usuario posible.
Hay pocas cosas peores que llegar a un sitio y sentirnos perdidos, sin referencias para orientarnos. ¿No te parece? Y esta sensación es la que se transmite a un cliente si llega a una web cuya navegación es confusa o carece de indicaciones claras.

Lo normal es que salgan en el primer instante de la web, porque no encuentran lo que necesitan. Puede que tu contenido o tu producto sea mejor que el de la competencia. Pero si tu cliente no llega a él, dará lo mismo.

Para conseguir una buena experiencia de usuario, toda página debe tener una estructura web con una serie de elementos que faciliten la navegación.



Veamos cuáles son las partes de un sitio web:


1. Header / Cabecera

La cabecera o header es el elemento que se sitúa en la parte superior de cada página. Lo habitual es que contenga el logo de la empresa y que al hacer clic sobre él, lleve a la página de inicio.

El header es un elemento fundamental del estructura web, ya que también puede contener información de contacto como un teléfono o email. Así, se facilita al máximo el contacto de los clientes, especialmente cuando se accede desde un dispositivo móvil. 

2. Menú

El menú de la web puede aparecer de diversas formas, pero es importante que sea visible, puesto que muestra las diferentes secciones.

Puede estar siempre visible, como una barra ubicada en la parte superior, o bien ser desplegable y estar colocado en un lateral, aunque siempre en la parte superior.

3. Contenido

El contenido de una web es todo aquello que se ubique entre el header y el footer. Puede tratarse de textos, imágenes, vídeos, infografías…

Todo dependerá del tipo de negocio y de la intención de la página web. Por ejemplo, no será igual una web corporativa, pensada para ser una representación digital de la empresa, que si se trata de un e-commerce.

4. Footer

El footer es la parte inferior de la web, el último contenido que verá un usuario al hacer scroll. En el footer, se suele colocar el contenido de menor importancia para el usuario. Normalmente, se enlaza a las redes sociales corporativas y aparecen los enlaces de los términos y condiciones, aviso legal, política de cookies, etc.

Los datos de contacto también suelen aparecer en esta sección de la estructura web y a menudo, se ubican junto al logo de la empresa.

Al igual que sucede con el header, el footer aparece en cada página y el logo de la empresa suele conducir a la portada de la web con tan solo un click.

5. Sidebar

El sidebar es un elemento que no siempre está presente. Se trata de las barras laterales, que pueden corresponder a secciones de una web, categorías de productos, suscripción a la newsletter, etc.

En la actualidad, el diseño de páginas web apuesta más por el contenido que ocupa todo el ancho de pantalla, por lo que se omiten a menudo las barras laterales (a excepción de algunos diseños de páginas “blog”). 


Uno de los pasos más importantes está en dedicar tiempo y planificación a la estructura de tu sitio, para que de esta manera, la usabilidad permita encontrar de manera fácil y rápida lo que tus potenciales clientes buscan. Lo que abre la oportunidad de dar mejores soluciones a lo que realmente necesitan.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario